You are currently browsing the tag archive for the ‘coeficiente intelectual’ tag.

Bueno, creo que lo mejor que puedo hacer para comenzar es hacer una descripción de la superdotación.

Realmente podemos decir que la superdotación es un concepto estadístico: Usando la campana de Gauss

Si tenemos en cuenta que un coeficiente de 100 puntos es el coeficiente medio de la población, pudiendo tener una persona normal un coeficiente de entre 80 y 130 puntos, consideramos superdotada a esa persona que tiene más de esos 130 puntos, y forma parte de ese grupo que representa aproximadamente el 2’2% de la población. Cuando la inteligencia de alguien se calcula alrededor de 70 puntos se le empieza a considerar infradotado.

La superdotación por lo tanto, siempre se estimará a partir de 130 puntos, pero ellos no mediran siempre la misma inteligencia, me explico:

Según Darwin y su teoría de la evolución (teoría que me parece absolutamente válida) sólo los individuos más desarrollados, y por lo tanto con más opciones de sobrevivir, son los que a la larga consiguen tener descendencia, y por lo tanto, son sus datos genéticos los transmitidos a las generaciones futuras. De igual manera, el humano cada vez será más inteligente, por lo que la media de inteligencia será mayor, aun así, ésta se sigue nombrando como “100”, pero indudablemente si comparamos a una persona normal del siglo XXI con una del XX, la primera debería ser ligeramente más inteligente, y seguramente un siglo antes habría rozado los límites de la superdotación.

Hay controversia entorno a los tipos de superdotación que podemos encontrar, pero según el especialista que me diagnosticó a mí, hay dos tipos principales: Uno de ellos es el de los superdotados moderados, que abarcan aproximadamente un coeficiente intelectual de entre 130 y 160 puntos. A partir de 160 puntos, aproximadamente, hablaríamos de superdotación profunda.

Esta condición está definida, además de por un nivel intelectual muy alto, por una sensibilidad extremamente aguda (no sólo emocional, también sensitiva), una creatividad muy desarrollada y, desgraciadamente, en la mayoría de los casos, una dificultad muy alta de adaptación social, y en general con un entorno que no está adaptado para nosotros.

Naturalmente, la superdotación es mucho más que esta breve aclaración, pero para ser eso, una aclaración, no voy a exigir más. Cada una de las partes que conforman la vida de un superdotado serán desarrolladas individualmente en futuros posts.

Cualquier aportación será bienvenida:

Atentamente, Victoria.

P.D: La información aquí expuesta está totalmente redactada por mí, extraida de la experiencia y de múltiples fuentes, como libros, personas o internet. Yo no soy psicóloca, de modo que si encuentras algún error te agradecería enormemente la correción.
P.D.2: Debo prevenir que el término superdotación es mal considerado por algunos, que proponen a cambio que a esta condición se la nombre como “altas capacidades”. Indistintamente de cual sea mi opinión personal acerca de lo correcto de un término u otro, en este blog se usará generalmente el primero, por razones ser el más conocido entre gran parte de la población.

Si quieres más información siempre puedes visitar Superdotación en Wikipedia o El mundo del superdotado, por ejemplo.

Sobre el Blog

Este blog es un proyecto que pretende ayudar tanto a mi persona como a aquellas que tengan superdotación, además de a los familiares de las mismas. Toda la información que aquí se encuenta está totalmente redactada por mí, y en caso contrario me aseguraré de hacerlo saber, citando claramente las fuentes. Cualquier uso del texto que aquí se encuentra estará totalmente permitido, debiéndoseme reconocer la autoría del mismo. Para cualquier sugerencia, duda o corrección puedes comentar en los posts (sólo en caso de que la aportación esté relacionada con el tema expuesto), sino siempre podéis dirigiros por e-mail a victoriasbrain@gmail.com Atentamente, Victoria.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.